¿Recordar contraseña?

Alergias e intolerancias alimentarias. Aplicación del Reglamento 1169/2011

Reglamento 1169/2011 de la Unión Europea, sobre información alimentaria.

Alérgenos y cambios que afectan al sector de hostelería, restauración y pequeños establecimientos que suministran alimentos para el consumo directo sin envasar.

El próximo día 13 de diciembre de 2014 entrará en vigor el REGLAMENTO (UE) Nº 1169/2011 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 25 de octubre de 2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor y por el que se modifican y/o derogan algunos reglamentos actualmente en vigor.

A continuación hacemos un resumen de los aspectos más relevantes del mismo.

¿A quién obliga este Reglamento?

Su aplicación es obligatoria para todos los operarios de la cadena alimentaria y en todas las fases de la cadena y para todos los alimentos destinados al consumidor final, incluyendo a los establecimientos que suministran alimentos al consumidor productos no envasados, ni etiquetados, tanto a nivel individual como en colectividades (restauración).

¿Qué objetivo persigue esta normativa de aplicación en toda la Unión Europea?

El objeto de este Reglamento es garantizar un alto nivel de protección de los consumidores, mediante la información y el etiquetado de los alimentos, proporcionándoles información base suficiente para que éstos puedan decidir sobre los alimentos que ingieren de forma segura.

¿De quién es responsabilidad de llevarlo a la práctica?

El responsable de la correcta aplicación de este Reglamento será el operador a cuyo nombre esté la empresa (la propiedad).

¿Qué características debe cumplir la información que se dé a los consumidores?

  • La información debe ser veraz y no inducir a error; será clara, precisa y fácil de comprender y, salvo las excepciones previstas en la ley, no se atribuirá a ningún alimento las propiedades de prevenir, tratar o curar a ninguna enfermedad humana.
  • El operador que suministre alimentos no envasados destinados a ser suministrados al consumidor final o a colectividades (proveedores habituales del sector de restauración), facilitará la información al operador que finalmente va a suministrar el alimento.
  • De igual modo se ha de facilitar la información en los alimentos envasados destinados a un consumidor final pero que son comercializados en una fase anterior de la cadena al consumidor final y en los alimentos envasados destinados a colectividades que van a ser preparados, transformados, fragmentados o cortados, (mayoristas y proveedores intermedios).

¿Qué información ha de estar disponible para los consumidores y para los operadores que finalmente van a suministrar el alimento al consumidor directo?

Se ha de garantizar que, en la etiqueta, en el envase o en los documentos informativos adjuntos, se dispone de la siguiente información y de que esta es fácilmente accesible:

  1. Denominación del alimento
  2. Lista de ingredientes
  3. Presencia en el alimento de algún ingrediente o coadyuvante tecnológico de los que figuran en el anexo II (que producen alergia o intolerancia)
  4. Cantidad de determinados ingredientes o categorías de ingredientes,
  5. Cantidad neta
  6. Duración o fecha de caducidad
  7. Condiciones especiales de conservación y/o condiciones de uso
  8. Nombre o razón social y la dirección del operador.
  9. País o lugar de procedencia
  10. Modo de empleo (cuando sea necesario por las características del producto o su forma de presentación)
  11. Grado alcohólico (en bebidas con > 1,2 %)
  12. Información nutricional ( a partir de diciembre de 2016)

Además de estas menciones, para los siguientes grupos de alimentos se especificarán detalles de producción, composición, conservación, etc.,  en los términos que indica para cada tipo de alimento el propio Reglamento:

  1. Alimentos envasados en determinados gases
  2. Alimentos que contengan edulcorantes
  3. Alimentos que contengan ácido glicirricico o su sal de amonio
  4. Bebidas con un alto contenido en cafeína o alimentos con cafeína añadida
  5. Alimentos con fitosteroles …. Añadidos
  6. Carne congelada, preparados cárnicos y productos de la pesca no transformados congelados.

¿Hay excepciones a la obligación de aportar toda esta información?

  1. A los siguientes alimentos no le es exigible que vayan provistos de una lista de ingredientes, si bien han de cumplir con la información sobre componentes que puedan producir alergias y/o intolerancias:
    1. Frutas y hortalizas frescas
    2. Aguas carbónicas
    3. Vinagres de fermentación si no tienen otro ingrediente
    4. Queso, mantequilla, leche y nata fermentada que no tengan otros ingredientes
    5. Los alimentos que consten de un único ingrediente en los que la denominación sea idéntica a la del ingrediente, o aquellos en los que la denominación del alimento permita determinar la naturaleza del ingrediente sin riesgo de confusión.
    6. En los alimentos no envasados para venta directa o para colectividades sólo es obligatoria la mención a los que puedan producir alergias o intolerancias.

Información especial sobre alimentos que puedan producir alergias o intolerancias alimentarias

Los productos que puedan producir alergias o intolerancias alimentarias, detallados en el anexo II del Reglamento, al incluirlos en la etiqueta o en la información a suministrar a los consumidores han de cumplir con:

Estar incluidos en la lista de ingredientes con referencia clara a la denominación de la sustancia (tal como especifica el anexo II) y de forma tipográfica que la diferencie del resto de los ingredientes.

Se hará mención antecediendo la palabra “contiene”

Entrada en vigor

En teoría, el Reglamento entra en vigor el 13 de diciembre de 2014, pero debemos tener en cuenta lo siguiente:

Los alimentos que se hayan introducido en el mercado o se hayan etiquetado antes del  13 de diciembre de 2014 pueden comercializarse hasta agotar existencias.

Esto implica que muchos productos y materias primas que están en estos momentos en el mercado pueden permanecer con los etiquetados y con la información de la legislación derogada y, por tanto, a partir del 13 de diciembre se abrirá un período transitorio en el que coexistirán alimentos con el nuevo y con el antiguo formato.

El responsable de un establecimiento que sirva productos no envasados al consumidor directo puede encontrarse con que no tenga la totalidad de la información sobre los productos y materias primas que constituyan el alimento que entrega al consumidor y, su proveedor, si ha envasado sus productos antes del 13 de diciembre según el modelo de información y etiquetado ahora derogado, habrá cumplido con la legalidad. En estas condiciones y si no se dispone de la certeza sobre tales productos, podría ser arriesgado informar sobre la presencia de determinados componentes o ingredientes y de la presencia o ausencia de sustancias alergénicas si no puede asegurarlo al cien por cien, debiendo esperar a tener la certificación de sus proveedores para poder afirmarlo o al correcto etiquetado de los mismos.

¿De qué forma se puede implementar este Reglamento en las empresas de restauración o asimiladas?

  1. Al menos los responsables de cocinas y de las áreas de elaboración, los de compras y de recepción de mercancías, los de calidad si los hubiera, los camareros y el personal que se relacione y pueda informar a los clientes y, por supuesto, la dirección de la empresa, deben tener conocimientos del Reglamento, del etiquetado e información que han de tener éste y sobre los productos que pueden producir alergias e intolerancias. En definitiva: FORMACIÓN ESPECÍFICA.
  2. Los actuales sistemas de autocontrol (APPCC y programas de prerrequisitos) deben ser modificados para adaptarse a esta nueva normativa. En particular se han de adaptar los programas de garantía de proveedores y de recepción de mercancías y los procedimientos de elaboración de productos para identificar la presencia de nuevos peligros que pudieran ser puntos de control crítico a la luz de la nueva información. REVISIÓN POR PARTE DEL EQUIPO TÉCNICO DE LA EMPRESA DE ESTOS PROGRAMAS E IMPLEMENTAR LOS CAMBIOS QUE SE DERIVEN TAMBIÉN MEDIANTE REVISIÓN TÉCNICA ESPECIALIZADA Y FORMACIÓN.
  3. Decidir y luego aplicar el modo en el que se va a informar a los consumidores finales que será específico para cada tipo de establecimiento y para cada forma de servir los productos: no es lo mismo un establecimiento que sirva en buffet, que un restaurante a la carta, que una escuela mediante menús o un hospital. En cada caso, la dirección del establecimiento, con la colaboración del Equipo Técnico, han de implementar un sistema que garantiza que se cumple el objetivo del Reglamento.
© GYD 2017

Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información Gobierno de España. Plan Avanza Unión Europea, Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Aenor

Gobierno de España.      Unión Europea, Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

Este proyecto cuenta con la cofinanciación del FEDER.

Feder

La actualización de la página Web, así como la modernización y adaptación de las aplicaciones para la realización de las auditorias de gestión de riesgos y su adaptación a la ISO 9001:2015 se han desarrollado con el apoyo y la subvención de la Dirección General de Promoción Económica de la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias

bft türkiyebft yetkili servisbosch servisiariston servisibeşiktaş bosch servisişişli bosch servisigöktürk bosch servisibft türkiyekağıthane bosch servisiataşehir bosch servisibakırköy bosch servisibaşakşehir arçelik servisimetin2 pvp serverlerbariyer sistemleri